Conclusiones del Congreso

conclusiones congreso

La celebración del congreso “la artesanía contemporánea a debate”, promovido por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo y el Ministerio de Cultura y Deporte, con la colaboración de la Fundación Fabrics For Freedom, ha tenido una acogida excepcional, demostrando el elevado interés existente por la revitalización de una artesanía más moderna y sofisticada.

A lo largo de la jornada más de 230 personas presenciaron cuatro mesas de debate, en las que participaron 24 profesionales destacados en el mundo de la creación, el diseño, la comercialización, la formación y la administración, inspirados por la conferencia inaugural de Alberto Cavalli, director ejecutivo de la Michelangelo Foundation.

El objetivo del congreso era iniciar un proceso de reflexión sobre un sector con gran futuro que, a pesar de la importancia que ha adquirido en otros países, no acaba de despegar en España. Tras un trabajo preparatorio, articulado en torno a cinco debates realizados en Valencia, Madrid, Valladolid, Úbeda y Zaragoza, durante el último año, el congreso se ha centrado en definir las claves de la artesanía contemporánea, evaluar su valor estratégico e identificar los principales problemas que dificultan su desarrollo, estableciendo un marco de análisis que facilitase la implementación de estrategias para promover su competitividad.

 

Consideraciones sobre el concepto de artesanía contemporánea

Se considera que uno de los principales factores de la creciente valorización y demanda de la artesanía, radica en la crisis de valores de la sociedad y del modelo de consumo, en la medida en que la artesanía reivindica:

  • una mayor humanización y una reconexión emocional, frente al estrés y al individualismo dominante,
  • una recuperación de nuestra identidad cultural, frente a la globalización estandarizada,
  • un enfoque más ético, basado en la autenticidad, la sostenibilidad y la solidaridad, y
  • una actitud más crítica y proactiva ante la deriva de la sociedad.

Existe bastante unanimidad en que una de las características más relevantes de la artesanía radica en el protagonismo del material y del proceso, basando su creatividad en una metodología de diseño emocional y experimental (‘pensar con las manos’) que lo diferencia del enfoque proyectual del diseño industrial.

Se observa que la expresión de ideas vinculadas a las tendencias socioculturales se erige como unos de los elementos más significativos de la artesanía contemporánea, frente al discurso de otros tipos de artesanía. En cierta forma, la artesanía contemporánea explora nuevos imaginarios sociales, lo que le otorga un rol relevante en la actual coyuntura, requiriendo la participación de artistas y diseñadores con un alto nivel conceptual. La colaboración entre artesanos y diseñadores, combinando la cultura del proyecto y la del proceso, se configura como uno de sus rasgos más distintivos.

La artesanía contemporánea mira al futuro reinterpretando el pasado. Y a veces lo hace incorporando nuevas tecnologías y materiales, lo que genera alguna discrepancia entre artesanos, formadores, diseñadores, entre otros, sobre todo cuando se aplica al proceso. Sin embargo, éstas se consideran fundamentales en el ámbito de la comunicación, la comercialización y la gestión.

La exploración de nuevos imaginarios sitúa a la artesanía contemporánea en la vanguardia cultural e industrial, en la medida en que marca tendencias que luego serán recogidas por la industria más avanzada, otorgándole un rol estratégico en el desarrollo de la economía naranja o industria cultural. En cierta forma, la artesanía contemporánea englobaría desde la obra única más artística (que deriva hacia la producción de series limitadas, vinculadas a un nuevo lujo) para continuar hacia series medias (más accesibles), antes de pasar a un modo de producción industrial. Se observa por tanto que conviven modelos y estrategias empresariales diferenciadas, como el progresivo entrelazamiento de empresas artesanas e industriales dentro de un ecosistema en el que conviven como modos de producción complementarios. Ahí es donde se plantean los límites de la artesanía contemporánea, tanto en relación con el producto más artístico, como con lo que se conoce como producto semiindustrial.

La competitividad de la artesanía contemporánea radica en lo que transmite emocionalmente el discurso del producto (storytelling), no en el hecho de que sea artesano. De esta forma, el proceso artesanal aparece como el proceso necesario para conseguir ese producto especial, que evoluciona constantemente como fruto del diálogo con unos grupos de consumidores sibaritas y minoritarios, que valoran la complejidad y el esfuerzo.

 

Consideraciones sobre la importancia de la artesanía contemporánea

En el ámbito sociocultural: la artesanía contemporánea desempeña un rol estratégico en la humanización de nuestra existencia, en la exploración de nuevos imaginarios sociales y en la dinamización de la identidad local y nacional.

En el ámbito económico: representa una actividad de alto valor añadido, con una demanda creciente, especialmente en el mercado exterior. También desarrolla una industria cualificada y diferenciada que potencia una imagen de España más atractiva para un turismo experiencial y cultural de mayor calidad.

 

Consideraciones sobre los retos a los que se enfrenta la artesanía contemporánea

Las reflexiones sobre las causas del escaso desarrollo de la artesanía contemporánea se pueden resumir en las siguientes:

  • La devaluación de la imagen de la artesanía en España, muy extendida y estereotipada y que todavía se asocia a la mera manualidad y al souvenir, mientras que en otros países se ha erigido como el nuevo lujo basado en la excelencia.
  • La dificultad de comercialización en la medida en que no existen canales de comercialización adecuados como una feria profesional, galerías, concept stores, plataformas online, entre otras.
  • La progresiva extinción de los maestros y talleres más cualificados, tanto por edad como por problemas de supervivencia económica, no existiendo además una política de formación que fomente la cualificación de nuevos artesanos.
  • La reducida dimensión de las empresas artesanas, que no cuentan con los recursos suficientes para implementar las acciones de innovación, promoción y comercialización necesarias.
  • Las dificultades para avanzar hacia modelos empresariales más desarrollados, que requieren mayores necesidades de financiación; así como la escasez de profesionales en las áreas de diseño, ingeniería, marketing y comercialización capaces de atender y entender las características del sector artesanal.

Estas reflexiones fueron dando lugar a diferentes propuestas para desbloquear los problemas identificados, evidenciándose en todas ellas la necesidad de abordarlas de forma colaborativa, a través de diferentes proyectos:

  • Campañas de sensibilización para los consumidores a través de exposiciones, reportajes en medios de comunicación y formación en las escuelas.
  • Implementación de proyectos de promoción y comercialización conjunta: exposiciones, una feria de referencia, redes de galerías, concept stores, pop-up stores y plataformas de venta online.
  • Promoción de la imagen de España en el exterior e impulso de las exportaciones, a través de la presencia conjunta como país en salones y eventos internacionales (Révélations, Collect, Homo Faber, London Design Festival, Design Week de Milán), así como la realización de exposiciones en centros culturales o afines en el exterior.
  • Captación de clientes profesionales, que demandan proyectos exclusivos para espacios públicos: hoteles, restaurantes, instituciones, sedes empresariales, entre otros.
  • Impulso al desarrollo empresarial del sector, promoviendo la capacitación de profesionales competentes en las áreas de producción, marketing, comercialización y gestión adecuados a las características del sector.
  • Impulso de la co-creación entre artesanos y diseñadores, explorando nuevas metodologías basadas en la igualdad y el respeto, creando espacios de encuentro (físicos y virtuales) y promoviendo la colaboración entre estudiantes de diseño y artesanos.
  • Articulación de líneas de financiación ajustadas a las características y necesidades de las microempresas que configuran este sector, basadas en la producción de series cortas o proyectos exclusivos, con una demanda irregular.
  • Potenciación de una mayor colaboración entre artesanía e industria, a través de la subcontratación de algunos procesos industriales por parte de las empresas artesanas, o de la subcontratación de procesos artesanales por parte de la industria.
  • Revalorización y mejora de la enseñanza de los oficios, integrándolos en la universidad
  • Consideración de la importancia de formar creadores (diseñadores, artesanos, artistas…) preparados para afrontar la emergencia social y medioambiental a la que se enfrenta nuestra sociedad.
  • Orientación hacia una formación más general el primer ciclo de enseñanzas artísticas, que facilite el descubrimiento de la vocación de cada alumno, para profundizar en una especialidad durante el ciclo superior.
  • Facilitación de las homologaciones de títulos y la acreditación de artesanos como posibles docentes.
  • Impulso a las prácticas y la integración de aprendices en talleres artesanos.

 

CONCLUSIONES

El congreso ha constituido el punto de partida de una estrategia orientada a vertebrar y visibilizar un sector muy disperso, que continuará con:

  • El desarrollo de la web www.debateartesania.com, en la que se irán recopilando experiencias de éxito en diseño, comercialización, promoción, gestión y formación en el ámbito de la artesanía contemporánea y se abrirá un debate participativo.
  • La realización de nuevos debates regionales y temáticos, en colaboración con las comunidades autónomas.
  • La realización de un segundo congreso, en el que se intentará implicar a más administraciones relacionadas con la artesanía con el objetivo de debatir propuestas para impulsar la competitividad y el desarrollo del sector.
  • La reactivación del Observatorio de Artesanía.
Disqus comentarios